Mis lecturas favoritas del 2015



Trilogía Millennium, de Stieg Larsson


No puedo expresar lo mucho que me gustaron estos libros. Solo os diré que su protagonista, Lisbeth Salander, se ha convertido en una de mis heroínas favoritas. Si aún no los leísteis, os recomiendo que lo hagáis.   
100% RECOMENDABLE.




















Hoy quiero hablaros sobre un libro que terminé de leer hace unos días y que debo decir que ¡ME HA ENCANTADO!

El libro en cuestión es TUAREG, de Elena Garquin. Una autora que conocí en noviembre, durante el I evento del Rincón Romántico que se celebró en San Sebastián de Los Reyes y que, de inmediato, me propuse leer. Así que sin pensarlo dos veces me hice con su libro (más una preciosa dedicatoria) y me lo llevé conmigo para Mallorca.

Tras leerlo, comprendí por qué en muchos foros este libro es considerado uno de los mejores del año pasado. Pero para empezar, quiero que leáis su preciosa sinopsis.

 




El Sáhara, 1890.

Cuando Beatriz Ayala vuelve en sí, después de estar a punto de morir en el desierto, tiene una sola idea en la cabeza: regresar a su hogar en España, del que fue brutalmente arrancada para ser vendida como esclava. Nada ni nadie va a impedírselo. Ni siquiera Tahir Abdul-Azim, el poderoso líder tuareg que la ha salvado de las garras de la muerte, tan atractivo e imponente que despierta en ella un fulgurante deseo imposible de dominar. Pero él no parece opinar lo mismo. Tahir vive para su pueblo, y está dispuesto a cualquier sacrificio por él. Sobre todo si ese sacrificio incluye hacerse cargo de una hermosa y testaruda mujer por la que se siente irremediablemente atraído. Consciente de que pertenecen a mundos totalmente opuestos, pero dispuesto a vencer su carácter obstinado para convertirse en el amo de toda su pasión, la acepta como huésped. Iniciarán así una aventura, en un paraje asolado por las luchas internas de poder y los efectos devastadores de la colonización, donde Beatriz será capaz de sortear toda clase de peligros, excepto uno: resistirse al oscuro embrujo del hombre que la protegerá con su vida, irrumpiendo con fuerza en su corazón.


¿Qué me decís? Seguro que ya os ha puesto los dientes largos. Eso y la portada, claro, que es una maravilla. Pues eso mismo me paso a mí hace unos meses. Mi problema, como muchas sabéis, es que suelo leer una media de cuatro libros a la vez (a veces cinco), por lo que tardé un poco en agárralo. El problema para mi marido fue que lo agarrara, porque no paré de suspirar durante toda su lectura. Jajaja.

Comentaros que me ha encantado la pluma de la escritora; es ágil, clara y sencilla, sin obviar esas pinceladas en los textos que nos trasladan a la época. Me atraparon las descripciones, casi pude ver esas fantásticas jaimas. La personalidad (bien definida) de los protagonistas. La documentación y el ritmo en el que se suceden los acontecimientos, que en ningún momento decae; la aventura ocupa el espacio de tiempo que le corresponde y el amor el suyo.

Beatriz es una mujer de principios arraigados, Tahir un hombre con un gran sentido de la protección y responsabilidad hacia su pueblo. Ambos provienen de dos mundos distintos con costumbres diferentes y, sin embargo, sus personajes se complementan a la perfección. Algunos secundarios de los que a mí me gustan, de esos de “ven aquí que te saco los ojos”, y tan bien definidos como los principales. Arslan de lo peor, es el tipo de culebra que nadie quisiera encontrarse. Menos en pleno desierto.

Resumiendo, y sin deseos de contaros demasiado, Tuareg es un libro maravilloso, romántico y precioso, ideal para leer una tarde (sin interrupciones cada vez que suspires) frente al calor de una chimenea, junto al mar o cualquier otro lugar en el que relajarse. Un libro y una historia de las que nos hacen soñar despiertas, cruzar desiertos y besar a hombres increíblemente enigmáticos.

Recomendable cien por cien.


   



  ¡Totalmente recomendable!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, en este espacio podéis dejar vuestros comentarios y opiniones. Te ruego hagas buen uso de este espacio, generando discusiones sanas y con respeto.